lunes, 17 de agosto de 2009

CAMILLE CLAUDEL

Escultora francesa quien, a pesar de la calidad de su obra, durante mucho tiempo fue más conocida por ser la amante del que fuera su maestro y mentor, el eminente escultor Auguste Rodin.



Aunque desde temprana edad Camille demostró poseer un talento natural para el arte en general, siempre se inclinó más por los aspectos táctiles de las cosas antes que por el dibujo o la pintura.




Con doce años se translada junto a su familia a Nogent-sur-Seine, Donde entra en contacto con importantes escultores, Alfred Boucher y Paul Dubois quienes, impresionados por las aptitudes que mostraba Camille, respaldaron a la joven para que entrara en la Academia Colarossi, una de las pocas escuelas de arte que admitía estudiantes femeninas por aquel entonces, y donde Camille tuvo oportunidad de incorporarse a un grupo de escultoras que recibían la visita semanal en su estudio de Boucher, quien les daba lecciones de manera informal.


Cuando Boucher se trasladó a Italia en 1883, las estudiantes de escultura pasaron a estar bajo la responsabilidad de Rodin.

El encuentro entre Rodin, de cuarenta y tres años, y Claudel, de diecinueve, fue el principio de una relación de quince años que dejaría una huella indeleble en la técnica y la temática de las composiciones de Camille, que pasó de inscribirse en el más puro academicismo francés con figuras suaves y equilibradas y glorificación de los temas clásicos, a representar desnudos contorsionándose, en su mayoría de tema alegórico.


En ese año de 1884, Claudel ayudó a Rodin en la realización de Las Puertas del Infierno y en Los Burgueses de Calais, dos experiencias que alteraron de forma significativa la obra de Claudel.



Por otra parte, los años que trabajó en el estudio de Rodin, los más productivos de la vida del maestro, fueron para Claudel tremendamente destructivos, en el sentido de que le fue imposible llevar a cabo su carrera de forma independiente a la de Rodin, si bien expuso con regularidad en salones y galerías e incluso recibió varios encargos oficiales.


Su historia de amor y odio con Rodin finalizó en 1898 y, aunque durante una década Claudel continuó esculpiendo, acabó por tener serias dificultades financieras y llegó a mostrar signos de enfermedad mental.


En 1906 destruyó la mayor parte de su obra y siete años más tarde fue ingresada en un hospital psiquiátrico donde pasó a intervalos los últimos treinta años de su vida, murió al cabo de treinta años de martirio y desesperación.


Cristiane

No hay comentarios: