sábado, 24 de enero de 2015

RESTAURACIÓN DE LAS PINTURAS RUPESTRES
EN EL ABRIGO BOQUEIRAO DA PEDRA FURADA, BRASIL



Tuve que elegir, para un trabajo teórico, alguna restauración que me hubiera llamado especialmente la atención. Tirando para el país donde nací......encontré este precioso trabajo, creado además por mujeres en un entorno muy masculino, la arqueología. Son los trabajos de restauración y conservación en el abrigo rupestre Boqueirao da Pedra Furada, en el nordeste de Brasil.  
 Los trabajos arqueológicos han empezaron a partir del año 1970, siendo su impulsora la arqueóloga franco-brasileña Niède Guidon, con colaboración de organismos franceses. En poco tiempo logró despertar el interés internacional y nacional, logrando la creación de la Fundaçao Museo do Homem Americano - FUNDHAM, en Piauí.
Esos trabajos son un tanto desconocidos para el público en general, pero su importancia es grande, ya que pueden transformar el lugar en un reclamo turístico y en focos de desarrollo, la región es una de las más pobres del país. 


 Las pinturas murales se caracterizan por la presencia formas reconocibles (figuras humanas, animales, plantas y objetos) y formas geométricas que no se conoce el significado y son minoritarias. Las figuras de animales y humanos son las más abundantes. Algunas figuras humanas pueden aparecer con tocados y objetos rituales. Lo más común son representaciones de la vida diaria. Hay cuatro temas principales: Bailes, prácticas sexuales, caza y manifestaciones rituales alrededor de un árbol. Hay representaciones que se reconocen pero no sabemos su significado, tales como un grupo que evoca una representación acrobática o figuras de poca complejidad gráfica con posturas que se repiten sistemáticamente





 La Toca do Boqueirao es el abrigo donde se encontraron los vestigios más antiguos de la colonización humana en América. La región era muy distinta, hoy es un paisaje semidesértico, pero en el inicio del Holoceno tenían un clima mucho más húmedo y rico en materias primas. Las pinturas son un testimonio de esa situación y de la evolución del hombre en esa región. Las pinturas representan la fauna y flora de la época, varias especies típicas de climas húmedos, aparte de varias escenas de caza y pesca abundante.

Socialmente las pinturas indican que había una separación de tareas, donde las mujeres aparecen solo en escenas familiares, escenas de sexo y parto. Los hombres en escenas de caza. Para Niède Guidon, en este período era necesaria una gran cohesión social y las pinturas contribuían a esa cohesión. Las primeras sociedades, al ser poco numerosas y con muchos recursos naturales, eran muy solidarias




 La Toca do Boqueirao da Pedra Furada es el mejor sitio arqueológico conocido de la Serra da Capivara. Las teorías que se formaran gracias a las investigaciones son muy controvertidas, ya que cuestionan las fechas conocidas de ocupación de las Américas por los seres humanos anatómicamente modernos, proponiendo una fecha superior a la de hace 45.000 años.

En 1991 la UNESCO, inscribió el lugar en la lista del Patrimonio Cultural de la Humanidad






Ha sufrido importantes intervenciones en los 30 años de investigación, y a pesar de que las excavaciones degradaron el local, también aportaron gran cantidad de documentación e información.

La roca que hace de soporte está expuesta a varios procesos naturales de degradación, como la lluvia, viento o el sol, que provocan el aparecimiento de eflorescencias salinas que recubren las pinturas o arrastran partículas de pigmento. También encontramos avisperos, galerías de xilófagos y excrementos de animales típicos de la región. La eflorescencia salina ocurre cuando la roca pierde el agua interna por evaporación y arrastra las sales hacia la superficie, donde se deposita cubriendo las pinturas y provocando la destrucción de la pared pintada.
Observase también la presencia de manchas oscuras (hollín) originarias de los fuegos provocados que se hacen en el entorno. También encontramos líquenes (manchas de colores variadas que aparecen por la asociación simbiótica de hongos y algas o cianobacterias asociados a la presencia de humedad.
Otro grave problema son las plantas trepaderas ya que sus raíces abren pequeñas grietas o agrandan las ya existentes., causando desprendimientos del soporte y crean un microclima favorable a la proliferación de los microorganismos.
Presenta problemas de conservación de origen natural, la roca es una arenisca friable, se degrada con facilidad. Además, billones de años atrás la región estaba debajo del mar y hoy hay gran cantidad de sales variados en el interior de la roca (nitritos, nitratos, sulfatos…) y óxidos de aluminio y calcio. En un proceso natural el cemento rocoso es atacado o por la acción de microorganismos o del agua de lluvia, que cuando cae torrencialmente se infiltra en los intersticios o escurre en la superficie pintada, disolviendo las sales solubles o simplemente arrastrando los insolubles. Con la evaporación las sales son depositadas en la superficie o interior de la roca, provocando el proceso de descamación y la consecuente destrucción de los paneles prehistóricos. Otro agente importante es la incidencia solar directa en la pared pintada. La amplitud térmica de la región es de hasta 30ºC. Hay un sobrecalentamiento de la roca con la evaporación del agua intersticial y todo eso provoca grandes choques térmicos provocando apertura grietas verticales y horizontales, de distintas profundidades que tienden a agrandarse y ser ocupadas por plantas, animales pequeños e insectos.




Las intervenciones en el Boqueirao da Pedra Furada siguen la metodología adoptada en el área del Parque da Serra da Capivara desde 1991, respetando rigurosamente las normas establecidas por las Cartas Internacionales y la ética que orienta estos trabajos. La ética consiste en el respeto estético de la obra, donde lo fundamental es su integridad y reversibilidad de cualquier acción producida sobre ella. El material original debe ser respetado evitando falsificaciones, aun cuando fueran necesarias para su conservación.

Así que el objetivo de los trabajos fue minimizar el deterioro.

Materiales de intervención propuestos: Escalpelos, bisturíes, espátulas, pinceles y escobillas)



·         Examen organoléptico: en un principio se analiza visualmente el estado de conservación, se toman fotos generales y de detalles.

·         Análisis científico: Se toman muestras de pigmentos, de la roca soporte para conocer su composición y naturaleza de los agentes de degradación. Estos análisis ayudarán a decidir sobre las técnicas y materiales más adecuados para los trabajos de conservación o, en caso de necesidad, su restauración.
·         Documentación del trabajo: se documentará cada etapa del trabajo con fotos e indicaciones de las técnicas y materiales utilizados.
·         Consolidación: La consolidación del soporte, siguiendo los criterios de utilización de materiales compatibles, se ha utilizado  una argamasa fabricada con material del propio sitio. Los resultados garantizaron una desaceleración en el proceso de degradación. ara el agua de lluvia fueron instalados canalones para desviar el curso del agua. El problema más grave era la constitución de la roca, se encontraba despegada de la pared en varios puntos, llegando a alcanzar 15 cm de profundidad. Las grietas se limpiaron de vegetación y pequeños animales e insectos y rellenados con argamasa hecha con sedimentos de la propia roca. El trabajo aportó más estabilidad al soporte evitando el desprendimiento de las placas pintadas, sin falsear la intervención. Finalmente se recubrió los restos de  grafitis (algunos no se eliminaron del todo) en la entrada del abrigo. Como estaban en una zona no pintada se pudo utilizar la propia pátina de la roca rellenar las grietas y dejar los grabados prácticamente imperceptibles.

La intervención en la obra se hizo con la colaboración de arqueólogos, especialistas en conservación y un representante local del IPHAN (Instituto do Patrimônio Histórico e Artístico Nacional)
·         Limpieza: Se ha realizado acciones de limpieza mecánica, con bisturíes, brochas, escalpelos y cepillos. Fueron retiradas los agentes que deterioraban las pinturas o se encontraban muy cerca, como nidos de insectos, pequeños animales, plantas trepadoras y termitas, aplicando veneno químico para las termitas. En algunos casos ha sido necesaria la limpieza química con compresas, utilizando productos testados y aprobados con anterioridad. En los grafitis, dependiendo si eran en spray o bolígrafos se ha utilizado compresas de alcohol o tolueno. En los grafitis hechos con materiales menos indelebles como lápices se pudo eliminar con agua destilada.



En un entorno socialmente complejo es muy importante fomentar el desarrollo para mantener y conservar este patrimonio, lo describe muy bien Niède Guidon:

 El gobierno brasileño encargó nuestra fundación, FUMDHAM, para preparar el plan de manejo del Parque Nacional Serra da Capivara y definir las políticas para su protección. Los sitios del Parque se encuentran en la lista de la UNESCO de los sitios del Patrimonio Mundial. Entendimos que es imposible preservar la cultura y la naturaleza, cuando las personas que viven cerca son pobres e ignorantes. Por lo tanto, hemos desarrollado un programa de conservación basado en el desarrollo social y económico de la región, a través de la educación y la salud. Trabajando en asociación con la Escuela Nacional de Sanidad, Instituto Oswaldo Cruz, construimos 5 escuelas de todo el parque. Estas escuelas son diferentes de las escuelas públicas de Brasil, los niños llegan a las 7 am y permanecer en la escuela hasta las 5 pm, y reciben alimentos y atención de salud. Por la mañana tienen clase oficial normal y por la tarde tienen los deportes y el arte (música, teatro, cine, danza).
Construimos todas las estructuras en el Parque Nacional - carreteras, Centro de Visitantes, senderos, áreas de descanso, y 103 refugios con pinturas preparadas para recibir a los visitantes sin poner en peligro las pinturas o los estratos arqueológicos. Hemos comprado 3.000 hectáreas contiguas al Parque y preparamos los planes arquitectónicos para un complejo turístico y un parque arqueológico, llamado Arkeopolis. El aeropuerto internacional de Serra da Capivara estará terminado en 2002“ 



                      IMAGENS DE FOTOS DO BRASIL DE ALEX UCHÔA

Cristiane

domingo, 8 de septiembre de 2013

UNA RESTAURACION QUE ME ENCANTARIA PARTICIPAR!



María Olvido Moreno Guzmán, doctora en Historia del Arte, compartió su experiencia como parte del grupo que tuvo a su cargo investigar y restaurar el Penacho de Moctezuma, entre 2010 y 2012, proyecto en el que participaron especialistas de México y del Museo de Etnología de Viena.
                                                                             Moreno Guzman
Moreno Guzmán se centró en el tema de la restauración y conservación de esa pieza que "es un penacho, no un abanico, delantal, capa o tocado", ya que los asuntos políticos, como la traída de esa pieza a México, su país de origen, "es tema que actualmente trabaja la Secretaría de Relaciones Exteriores", señaló.
El objetivo del proyecto, subrayó, fue desmitificar mentiras, verdades, creencias y verdades a medias sobre esa pieza de altísimo valor histórico, estético, técnico y científico. "Antropólogos, arqueólogos, botánicos, historiadores, sociólogos, químicos e historiadores del arte nos centramos en la manufactura original".
La conferencia, titulada "El Penacho de Moctezuma: Restauraciones de los siglos XIX y XXI", se realizó esta tarde en el Antiguo Colegio de San Ildefonso, donde la experta en arte plumaria de México compartió, por primera vez en México, su experiencia en los procesos de estudio y restauración de la emblemática pieza.
                                                                         Proceso de restauración
Los trabajos se realizaron en el Museo de Etnología de Viena, en el marco de un convenio de colaboración académica binacional México-Austria. "Cada dato obtenido e información inédita permite, junto con la de los siglos XIX y XX, la comprensión del universo ritual, artístico y tecnológico mesoamericano", acotó.

Realizado con plumas de fauna local, como quetzal y guacamaya, la doctora halló en esa pieza plumas de color café, que si bien otros especialistas dudan en emitir un diagnóstico sobre su origen, la mexicana se atreve a decir que son de águila, "por la simbología que esa ave tuvo para las culturas nativas de Aquí".
El Penacho de Moctezuma junto con más piezas de arte plumaria resguardadas en el Museo de Etnología de Viena, reveló que no es un "sombrero morisco" como se le calificó en el inventario de 1596 dentro de la colección de Ambras, una de las mayores cámaras de arte y maravillas de su tiempo, señaló la doctora.
Explicó que en la segunda mitad del siglo XIX dejó de formar parte del patrimonio de la Corte y se convirtió en propiedad estatal, bajo la custodia del Museo de Historia Natural, inventariado en ese momento como "estandarte suntuoso del México antiguo".
En 1878 fue llevado al antiguo Gabinete de Historia Natural y a partir de entonces ha sido objeto de cuidado y conservación.
En 1888 fue colocado en un marco de cristal que se colgó en una de las paredes del Museo de Historia Natural y se dio a conocer al público en el contexto de la inauguración del museo, el 10 de agosto de 1889.
Al término de la monarquía, las colecciones etnográficas se trasladaron al Museo de Etnología, aseguró.
"Pero no fue sino hasta 1935 que el Penacho quedó integrado a la nueva exposición permanente de las colecciones dedicadas a América del Norte y Central. Durante la Segunda Guerra Mundial, se resguardó en el Banco Nacional Austriaco. En 1961 el Museo de Etnología exhibió la pieza en una vitrina de seguridad".
Durante la década de los 60 se realizaron algunos estudios de la obra plumaria que aportaron datos adicionales que contribuyeron a conocer mejor su estructura física por la cara posterior.
La colaboración académica entre México y Austria para investigar y proteger el Penacho del México Antiguo, por décadas llamado Penacho de Moctezuma, arrojó datos nuevos sustentados en planteamientos científicos que Moreno Guzmán abordó en la conferencia.
Habló de los criterios y procesos de conservación y restauración que fueron aplicados a esta singular obra, considerada uno de los tesoros más fascinantes y polémicos de México Tenochtitlán, realizada con plumaje de quetzal y de otras aves exóticas americanas. Moreno Guzmán trató temas como su estudio sobre el trabajo de los amantecas.
Lo anterior se refiere a la tradición mesoamericana de los artesanos que se dedicaban a la confección de atavíos y ornamentos compuestos de plumas, y se refirió de igual manera a la forma y los materiales con los que fue elaborado el Penacho en el siglo XVI, así como los procedimientos aplicados a finales del siglo XIX.
La colaboración entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Museo de Etnología de Viena, tiene como propósitos ampliar conocimientos historiográficos y tecnológicos disponibles; evaluar el estado físico pasado y actual, e investigar los cambiantes significados culturales a través de los siglos, incluyendo la copia que se encuentra en la sala mexica del Museo Nacional de Antropología (MNA).
De la misma manera, plantear un marco axiológico de acción e identificar los procedimientos de conservación y restauración necesarios para asegurar su preservación, garantizando su exhibición. El estudio sistemático del vestigio plumaria tomó dos años (de febrero de 2010 hasta diciembre de 2011).
En esta etapa, especialistas en antropología, arqueología, botánica, etnología, física, ingeniería, ornitología y química, entre otras disciplinas, aportaron los resultados de sus investigaciones y análisis para que durante el primer semestre del 2012, María Olvido Moreno Guzmán y Melanie Ruth Korn pudieran diseñar el concepto y protocolo de restauración y conservación, así como aplicar los procesos correspondientes al caso.
Cristiane

lunes, 17 de junio de 2013